24 de gener, 2003

¿Estado de derecho en casa y ley del más fuerte en el mundo?

En la vida diaria no tenemos que recurrir a la violencia para defender nuestros intereses y libertades. Nuestras sociedades han construido un sistema, el Estado de Derecho, en el que los ciudadanos legitiman democráticamente las reglas del juego y donde existe separación entre quien dicta las leyes, quien las interpreta, y quien ejerce la fuerza para hacerlas cumplir. Es la superación del “estado de naturaleza” en el que las personas tendrían que luchar sin fin entre ellas por sus intereses, bajo la ley del más fuerte.

En su ensayo La paz perpetua, Kant puso en duda el “derecho a la guerra” de los países justamente porque lo consideraba la expresión, a escala internacional, de aquel estado de naturaleza. Si convenimos que el derecho estatal rija la vida política dentro de las fronteras, se preguntaba, ¿por qué no evolucionar también desde un derecho internacional, basado en la diplomacia, a un derecho cosmopolita que supere la irracionalidad de la guerra?

Las tesis de Kant han iluminado el desarrollo de distintas estructuras transnacionales, la más importante de todas la Organización de Naciones Unidas, así como la creación dialogada de un marco moral común: los Derechos Humanos. Con toda su limitada capacidad de acción política, la ONU y su sistema han demostrado que es posible dibujar fundamentos y estructuras de gobernanza mundial.

Aún así, la guerra ha seguido siendo en la práctica un medio muy empleado para resolver conflictos. Y a esto se le ha añadido un factor sin precedentes en la historia de la humanidad: las armas de destrucción masiva, que hoy son objeto de debate sobre quien puede poseerlas legítimamente y quien no.

Porque, volviendo al principio: si en nuestras sociedades no cabe la posibilidad de tomarnos la justicia por nuestra cuenta, ¿qué sucede a escala mundial? ¿Quién y con qué legitimidad dicta las reglas del juego? ¿Quién decide cuándo se han transgredido? ¿Y quién ordena entonces la intervención de la fuerza?

Analicemos un caso. El principio de no injerencia ha servido de excusa de autoritarismos varios para actuar con impunidad dentro de sus fronteras. Para superarlo se impulsó la creación de la Corte Penal Internacional (CPI), cuyo Estatuto fue suscrito por Clinton al final de su mandato. Un tribunal al que se sometan todos los países comportaría una institución sin precedentes, con capacidad de perseguir y castigar, de manera independiente de los estados, los crímenes contra la humanidad.

El nuevo gobierno Bush, en cambio, no sólo se ha retractado del compromiso adquirido, sino que además ha llevado a cabo una política de presiones para que los países signatarios, entre ellos los europeos, renuncien al derecho de la CPI a juzgar soldados norteamericanos. La Unión Europea, esta nueva gran comunidad política que se forja compartiendo valores de libertad, democracia y justicia, no ha sido capaz de oponerse.

No obstante, la presión de la opinión pública hace que en Europa siga avanzando la idea de que la defensa de los intereses de cada país no justifica acciones directas, sino que reclama el establecimiento de fórmulas de gobernanza mundial, como la propia CPI. Mientras en política exterior para el gobierno norteamericano no existe legitimidad democrática fuera del Estado-nación, los gobiernos europeos tienden en cambio cada vez más a repudiar el unilateralismo, no solo por su débil justificación, sino también por su clara ineficacia.

Determinar la forma, la extensión y la utilización correctas del poder coercitivo a escala internacional, como indica la profesora Mary Kaldor, debe ser el objetivo de toda acción política que no quiera actuar con la hipocresía que significa defender en casa un derecho y una ley que queden olvidados al cruzar la frontera. Las “guerras preventivas” que, bajo la excusa de la urgencia, se lanzan unilateralmente sin debate democrático, sirven para mostrar quien es más fuerte hoy; pero también hacen nacer en los vencidos el deseo, legítimo, de ser algún día vencedores.

Publicat a La Vanguardia

4 comentaris:

Anònim ha dit...

Thank you!
[url=http://wwbwdvmg.com/dgbk/wmvh.html]My homepage[/url] | [url=http://ocdkblrq.com/wujx/qfvp.html]Cool site[/url]

Anònim ha dit...

Well done!
My homepage | Please visit

Anònim ha dit...

Well done!
My homepage | Please visit

Anònim ha dit...

Good design!
http://wwbwdvmg.com/dgbk/wmvh.html | http://waahatmm.com/uuyz/agxi.html